Tres Cantos Psicología – Dra. Elena González

El peritaje psicológico paso a paso

Cuando te pongas en contacto conmigo para realizar un informe pericial psicológico seguiré los siguientes pasos:

Petición y concreción de la solicitud pericial

Una vez recibida tu solicitud para realizar un informe pericial y, a partir de la información disponible, empezaremos a definir cuál será la mejor metodología para seguir. Por ejemplo, en el ámbito familiar, veremos qué tipo de pruebas de evaluación psicológica se podrían utilizar, si será conveniente el entrevistar también a otros profesionales que tengan relación con la familia como pueden ser los maestros, el médico de familia, …

Solo una vez acordado el planteamiento inicial del informe pericial procederé a comunicarte y presentarte el presupuesto para la elaboración de dicho informe. Después de que aceptes la propuesta económica se comenzará el proceso para evaluar el caso y recopilar las evidencias psicológicas necesarias para la redacción del informe pericial.

Consentimiento informado

Una vez fijados los objetivos y metodología de exploración, y siempre antes de empezar con la evaluación psicológica, se firmará un consentimiento informado. Dicho documento indica que tu participación consistirá en asistir a las entrevistas programadas y permitir que se apliquen una serie de pruebas y test psicológicos que se consideran pertinentes con el objeto de elaborar el informe pericial psicológico solicitado.

Igualmente, dicho documento te informará de las condiciones de confidencialidad ya que, debido al ámbito judicial, la información aportada en el informe pericial no está sujeta a secreto profesional como en otras áreas, puesto que dicho documento será entregado en el proceso judicial y, en muchos casos, será explicado y valorado durante la ratificación de éste en el Juzgado correspondiente o en la propia vista oral.

Historia del caso

El siguiente paso que daremos para realizar el informe pericial psicológico es realizar una entrevista en la que podrás aportarme toda la información que consideres necesaria y relevante en tu caso concreto. Además, en este punto, te solicitaré todo tipo de información previa que me puedas facilitar, como diligencias policiales y/o judiciales, expedientes o periciales anteriores, informes médicos, … relativos al proceso que nos ocupa.

El objetivo básico de esta fase es poder concretar la mejor estrategia posible a la hora de elaborar el informe pericial en función de los objetivos marcados. 

Evaluación psicológica objetiva

Una vez contextualizado el caso, establecida la metodología y fijados los objetivos, continuaremos con las sesiones de evaluación o exploración.

Aquí, podremos utilizar, además de la entrevista, diferentes pruebas psicométricas y/o test psicológicos de reconocido prestigio que nos aporten, entre otras cosas, objetividad en el informe pericial. Por ejemplo, en un caso de custodia valoraré la personalidad y competencia parental a través de un cuestionario específico con buena validez y fiabilidad estadística.

Elaboración escrita del informe pericial psicológico

Realizada la evaluación procederé a la redacción el informe pericial psicológico que será el instrumento escrito que utilizaremos para dar a conocer los resultados de la evaluación realizada, las conclusiones de la exploración, así como las posibles recomendaciones que desde la Psicología puedan desprenderse de él.

El informe pericial será lo suficientemente claro como para que sea comprendido por personas no especialistas en el mundo de la Psicología como un juez, los abogados o tú mismo.

Una vez esté terminado, te entregaré el informe pericial para que puedas hacerlo llegar a tus representantes legales y pueda ser utilizado en el procedimiento judicial.

Ratificación del informe

Existe la opción de que pueda asistir a las comparecencias y audiencias judiciales, es decir, al juicio oral.

Es muy habitual que, como autora del informe pericial, tus representantes legales crean conveniente que asista al juicio oral para que pueda ratificar este documento, es decir, confirmar que efectivamente yo he hecho el informe y defender los resultados, conclusiones y recomendaciones escritas en él.

Igualmente, durante la ratificación, podré aclarar cualquier duda o cuestión que pueda surgir al respecto a cualquiera de las partes o al propio juez o tribunal.

Como ves, el peritaje psicológico permite comprender o aportar información a la hora de tomar decisiones en el ámbito legal, por eso es importante que cuentes con un buen asesoramiento profesional para conseguir el fin propuesto.

Además, tu psicóloga podrá darte apoyo psicológico durante el tiempo que dure el proceso, asesorándote sobre cómo controlar esos nervios y esa ansiedad que puedas sufrir debido al momento complicado que atraviesas, o dándote algunas pautas sobre cómo debes afrontar las entrevistas en la sede legal, …

Recuerda, cada informe pericial es único y siempre debe ser tratado con responsabilidad, honradez y cuidado, garantizando así un peritaje de calidad.

Si quieres más información ponte en contacto conmigo